Como se lee el italiano

Flag_of_Italy.svg

A la hora de empezar a aprender un idioma una de las primeras cosas que hago es aprender como se lee en voz alta, para poder empezar a decirlo mientras lo leo. En este post les voy a mostrar como leer el italiano partiendo del idioma en que escribo este post: el castellano.

El italiano usa el alfabeto básico latino de 26 letras, es decir, idéntico al castellano menos la Ñ; con la salvedad de que las letras J K W X Y solo se usan en préstamos y nombres propios. Empecemos por lo básico: las vocales.

Las cinco letras A O U E I representan siete sonidos vocálicos. Las letras A U I tienen los mismos valores que en castellano; las letras O E representan cada una dos sonidos, dos mas cerrados e o, y dos mas abiertos ɛ ɔ. Esta diferencia entre E y O “abierta” y “cerrada” existe en varios otros idiomas, como el francés, el catalán, el portugués, y en algunos acentos del inglés. Sin embargo, si no te interesa una pronunciación muy estándar o muy impresionante podés olvidarte y hablar italiano con cinco vocales, “a la castellana”, porque:

– La distinción solamente se mantiene en sílabas tónicas, es decir, con acento prosódico (en las sílabas no acentuadas se pronuncian las versiones cerradas, es decir, de forma idéntica al castellano);
– En algunas palabras las dos pronunciaciones (abierta o cerrada) se consideran estándar;
– La distinción no existe en algunos acentos regionales del sur y del norte de Italia, y en esos acentos del norte la pronunciación de las cinco vocales es prácticamente igual a la del castellano.

La H es siempre muda, y aparece muy poco, mas notoriamente en las formas del presente del verbo avere (haber/tener), por ejemplo:

ho, hai, ha

ɔ ai̯ a

(he, has, ha/tengo, tenés, tiene),

que se pronuncian exactamente (o casi exactamente) como uno las pronunciaría en castellano.

Las letras M N P T D F L se pronuncian igual que en castellano:

mai, no, papà, tu, dai, fa, la

mai̯ nɔ/no pa’pa tu dai̯ fa la

(nunca, no, papá, tu/vos, dale, hace, la)

Las palabras pueden ser agudas, graves o esdrújulas. No se marca con tilde la diferencia entre las graves y las esdrújulas: hay que aprendérselo de memoria (aunque hay algunas regularidades al respecto que son fáciles de aprender). Todas las palabras agudas llevan tilde, como papà. Generalmente se usa el acento grave (à ò ù è ì); las palabras que terminan con acento agudo (é ó) terminan con E O “cerradas” respectivamente; dicho de otra manera, son excepciones a la regla de que generalmente las E O finales acentuadas son “abiertas”. En los diccionarios, a veces se usan estos dobletes (è ò é ó) para mostrar cuales palabras tienen E O acentuadas abiertas o cerradas.

En italiano tanto las vocales como las consonantes pueden pronunciarse cortas o largas. Las consonantes largas por lo general se escriben dobles (lo que hace que el valor de LL sea distinto que en castellano):

anno, hanno, fanno, mamma, capello, buffo, cappello, ottimo

‘anːo ‘fanːo ‘mamːa ka’pelːo ‘bufːo ka’pːɛlːo ‘ɔtːimo

(año, tienen, hacen, mamá, pelo, gracioso, sombrero, óptimo)

Las nasales y fricativas simplemente se pronuncian mas largas; las oclusivas (PP TT DD y otras que vamos a ver mas adelante) se pronuncian manteniendo la fase de “cierre” por mas tiempo. (Para los que no saben de fonética: no es difícil aprender a hacer esto de oído. Cuando yo empecé a aprender italiano, sabía muy poco de fonética.)

Las vocales, por el otro lado, se pronuncian largas cuando son acentuadas y están en una sílaba abierta (no trabada), a menos que la sílaba sea final:

sono, tuo, mano, mela, mia

‘soːno ‘tuːo ‘maːno ‘meːla ‘miːa

(soy/son, tuyo, mano, manzana, mía)

Las siguientes secuencias italianas a la izquierda son equivalentes a las castellanas a la derecha:

CA CO CU CHE CHI CUA/QUA CUO/QUO – CA CO CU QUE QUI CUA CUO

capo, cotto, cupola, che, chi, quale, cuoco

‘kaːpo ‘kɔtːo ‘kuːpola ke ki ‘ku̯aːle ‘ku̯ɔːko

(jefe, cocido/cocinado, cúpula, que, quien, cual, cocinero)

GA GO GU GHE GHI GUE GUI – GA GO GU GUE GUI GÜE GÜI

gatto, gola, guanto, legherò, ghiro, guerra, guida

‘gatːo ‘goːla ‘gu̯anto lege’ɾɔ ‘giɾo ‘gu̯ɛra ‘gu̯ida

(gato, garganta, guante, ataré, lirón, guerra, guía)

CIA CIO CIU CE CI – CHA CHO CHU CHE CHI

ciao, ciò, ciuffo, cena, cielo, Cina

‘t͡ʃao t͡ʃɔ ‘t͡ʃufːo ‘t͡ʃeːna ‘t͡ʃɛːlo ‘t͡ʃiːna

(hola/chau, esto/eso/aquello, mechón, cena, cielo, China)

GN – Ñ

ogni, gnocchi

‘oɲːi ‘ɲɔkːi

(cada, ñoquis)

La secuencia GL representa el sonido que tiene la LL en las regiones hispanohablantes que diferencian entre Y y LL, como por ejemplo Misiones (Argentina) o Bolivia:

gli, aglio

ʎi ‘aʎːo

(los, ajo)

La R se pronuncia como la “erre” castellana después de otra consonante en la sílaba anterior, o cuando se escribe RR entre vocales (como en castellano), y como la “ere” cuando se escribe R entre vocales, o en un grupo consonántico al principio de una sílaba, o al final de una sílaba (como en castellano), pero se pronuncia como la “ere” al principio de una palabra:

Enrico, arrabbiato, però, gruppo, accordo, ratto

en’riːko ara’bːi̯aːto pe’ɾɔ ‘gɾupːo a’kːɔɾdo ‘ɾatːo

(Enrique, enojado, pero, grupo, acuerdo, rata)

En las secuencias SCIA, SCIO, SCIU, SCE, SCI, la parte en negrita se pronuncia parecido a la SH del inglés (shine):

sciarpa, sciopero, asciugamano, scelta, scimmia

‘ʃaɾpa ‘ʃɔːpeɾo aʃːuga’maːno ‘ʃelta ‘ʃimːi̯a

(bufanda, huelga, toalla, elección, mono/simio)

Los sonidos GN, GL, SCI se pronuncian siempre largos en el medio de la palabra:

ogni, aglio, asciugamano

‘oɲːi ‘aʎːo aʃːuga’maːno

De lo que vimos hasta ahora sobre las vocales largas y las consonantes largas, vemos que hay un cierto patrón rítmico en el italiano: en cada palabra polisílaba no aguda, la sílaba acentuada tiene una vocal larga, o una consonante larga después de la vocal (o un grupo consonántico):

fato, fatto, mano, nonno, caso, cassa

‘faːto ‘fatːo ‘maːno ‘nɔnno ‘kaːzo ‘kasːa

(destino, hecho, mano, abuelo, caso, caja)

En italiano la B y la V tienen valores distintos, como en francés, portugués y algunos acentos del catalán; la B es bilabial y la V labiodental:

avere, biondo, abbiamo, avvocato

a’veːɾe ‘bi̯ondo a’bːi̯aːmo avːo’kaːto

(tener/haber, rubio, tenemos/hemos, abogado)

En las secuencias GIA, GIO, GIU, GE, GI, la parte en negrita se pronuncia como la J del inglés (jet), o el sonido de la “ye” en Misiones:

già, giovane, giudici, gelato, giro

d͡ʒa ‘d͡ʒoːvane ‘d͡ʒuːdt͡ʃi d͡ʒe’laːto ‘d͡ʒiːɾo

(ya, joven, juez, helado, vuelta)

La letra S representa dos sonidos, uno sordo s y uno sonoro z (aunque hay pocos pares mínimos). Cuando es doble (SS), siempre es sorda. Veamos algunos ejemplos:

sono, spuntare, raspare, sbagliato, umorismo, transitare, grosso, casa, girasole

‘soːno spun’taːɾe ɾas’paːɾe zba’ʎːaːto umo’ɾizmo tɾansi’taːɾe ‘gɾɔsːo ‘kaːza/’kaːsa d͡ʒiɾa’soːle

(soy/son, despuntar, raspar, equivocado, sentido del humor, transitar, grueso, casa, girasol)

Como vemos arriba, es sorda s al principio de una palabra antes de una vocal (‘soːno) y antes de una consonante sorda en general (spun’taːɾe, ɾas’paːɾe), mientras que es sonora z antes de una consonante sonora (zba’ʎːaːto, umo’ɾizmo). Es sorda después de otra consonante (tɾansi’taːɾe) y cuando es larga (‘gɾɔsːo). Entre vocales en el medio de la palabra, puede ser una o la otra (‘kaːza/’kaːsa). En acentos del centro, varía por palabra; en acentos del norte, tiende a ser z, mientras que en acentos del sur tiende a ser s. Finalmente, en palabras compuestas (d͡ʒiɾa’soːle) es s, porque se considera un caso de S en principio de palabra antes de vocal (como ‘soːno).

El caso de la Z es parecido: también representa un sonido sordo t͡s y otro sonoro d͡z (y también hay pocos pares mínimos). Saber cuando es cada una es menos sistemático que con la S, así que les pongo unos ejemplos y les sugiero que lo aprendan sobre la marcha, escuchando:

zampa, grazie, alzarsi, grandezza, ammazzare, usanza, zebra, zaino, azalea, organizzare

‘t͡sampa ‘gɾat͡ːsi̯e al’t͡saɾsi gɾan’det͡ːsa amːa’t͡ːsaːɾe u’zant͡sa ‘d͡zɛbɾa ‘d͡zai̯no ad͡ːza’lɛːa oɾgani’d͡ːzaːɾe

(pata, gracias, levantarse, grandeza, matar, costumbre, cebra, mochila, azalea, organizar)

Entre vocales, sean o no parte de un diptongo, la Z (t͡s o d͡z) se pronuncia “larga” aunque se escriba con una sola Z (grazie ‘gɾat͡ːsi̯e, azalea ad͡ːza’lɛːa).

Un detalle mas sobre las vocales y las consonantes: hay algunas palabras en italiano que parecen, por la ortografía, terminar en consonante. Sin embargo, en el italiano las palabras no pueden terminar en sonidos consonánticos. Por eso, cuando estas palabras se dicen y les sigue una pausa, o la próxima palabra empieza con una consonante, se inserta una pequeña vocal parecida a la E no acentuada e:

bancomat

‘baŋkomatɘ/baŋko’matːɘ

(cajero automático)

Esto es algo bastante conocido, y se ve por ejemplo en las películas, en los acentos estereotipados de los personajes italianos que, en suma, le “añaden vocales” a las palabras que terminan en consonante.

Y básicamente, eso es todo! Las reglas de cuando se pronuncian las vocales seguidas en hiato o en diptongo son bastante parecidas a las del castellano y se pueden aprender también sobre la marcha. En resumen, leer en voz alta el italiano no es tan complicado para alguien que ya habla castellano. No es cien por ciento transparente, y por ejemplo hay que aprenderse de memoria que palabras son esdrújulas (protip: los verbos de la tercera persona del plural en presente son esdrújulos), pero no es algo difícil.

im ˌbokːa ˈlːuːpo (In bocca al lupo!)

Advertisements

One thought on “Como se lee el italiano

  1. Muy bueno tu articulo sobre la lectura del italiano. No solamente me maravilla todo lo que sabes, sino lo didactico que sos, y la claridad con que explicas todo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s